Salve, Oh Patria

Un article de Wikipédia, l'encyclopédie libre.
Aller à : navigation, rechercher
Salve, Oh Patria (es)
Hymne national de Drapeau de l'Équateur Équateur
Paroles Juan León Mera
1865
Musique Antonio Neumane
Adopté en 1948
Fichiers audio
Salve, Oh Patria (Instrumentale)
Des difficultés à utiliser ces médias ? Des difficultés à utiliser ces médias ?

Salve, Oh Patria, hymne national de l'Équateur, a été écrit par Juan León Mera, écrivain natif d'Ambato. La musique est d'Antonio Neumane. L'hymne compte au total six couplets, mais généralement, on ne chante que le deuxième.

Dans toutes les écoles du pays, chaque lundi matin avant de commencer les cours, les élèves entonnent cet hymne.

REFRAIN

¡Salve oh Patria, mil veces! ¡Oh Patria!
¡gloria a ti! Ya tu pecho rebosa
gozo y paz, y tu frente radiosa
más que el sol contemplamos lucir.

COUPLETS

Indignados tus hijos del yugo
Que te impuso la ibérica audacia,
De la injusta y horrenda desgracia
Que pesaba fatal sobre ti,
Santa voz a los cielos alzaron,
Voz de noble y sin par juramento,
De vengarte del monstruo sangriento,
De romper ese yugo servil.

Los primeros los hijos del suelo
Que, soberbio el Pichincha decora
Te aclamaron por siempre señora
Y vertieron su sangre por ti.
Dios miró y aceptó el holocausto,
Y esa sangre fue germen fecundo
De otros héroes que, atónito, el mundo
Vio en tu torno a millares surgir.

De esos héroes al brazo de hierro
Nada tuvo invencible la tierra,
Y del valle a la altísima sierra
Se escuchaba el fragor de la lid;
Tras la lid la victoria volaba,
Libertad tras el triunfo venía,
Y al león destrozado se oía
De impotencia y despecho rugir.

Cedió al fin la fiereza española,
Y hoy, ¡oh Patria!, tu libre existencia
Es la noble y magn¡fica herencia
Que nos dio, el heroísmo feliz;
De las manos paternas la hubimos,
Nadie intente arrancárnosla ahora,
Ni nuestra ira excitar vengadora
Quiera, necio o audaz, contra sí.

Nadie, oh Patria, lo intente. Las sombras
de tus héroes gloriosos nos miran
Y el valor y el orgullo que inspiran
Son augurios de triunfos por ti.
Venga el hierro y el plomo fulmíneo,
Que a la idea de guerra, y venganza
Se despierta la heroica pujanza
Que hizo al fiero español sucumbir.

Y si nuevas cadenas prepara
La injusticia de bárbara suerte,
Gran Pichincha! prevén tú la muerte
De la patria y sus hijos al fin;
Hunde al punto en tus hondas extrañas
Cuanto existe en tu tierra, el tirano
huelle sólo cenizas y en vano
busque rastro de ser junto a ti.